Consultora y Capacitadora Internacional

Soy Arlene Ramírez Uresti

Business Mentor | Académica | Internacionalista | Emprendedora 

Crece la familia de NOMs de bienestar laboral

El pasado 15 de julio se publicó en el DOF (Diario Oficial de la Federación) el Proyecto de Norma Oficial Mexicana 037 Teletrabajo – Condiciones de seguridad y salud en el trabajo con la cual se pretende fortalecer una cultura de prevención de riesgos mediante la implementación de medidas que deberán adoptarse a fin de proteger los esquemas de teletrabajo.

Como parte de la familia de NOMs que procuran el bienestar de las personas en los ambientes laborales, la NOM 037 se une a la NOM 030, a la NOM035 y a la NOM019 y a la consolidación de Entornos Laborales Seguros y Saludables (ELSSA) que permiten el desarrollo integral a través de buenas prácticas basadas en la prevención de riesgos a la salud física y psicosocial de las y los trabajadores.

Se calcula que en México, alrededor de 13 millones de personas estamos facultadas para trabajar en esquemas remotos por lo que la generación de condiciones óptimas para su desarrollo tales como: criterios para el desarrollo de actividades laborales, horarios bien definidos, respeto a la privacidad, notificación de cambios, evaluación del desempeño y flexibilidad laboral; se contemplan en el check list de verificación que deberá ser compartido por los empleadores a las y los trabajadores que tengan un acuerdo de trabajo remoto, a partir del próximo 15 de septiembre.

Desde mayo del 2021, con los últimos cambios a la Ley Federal del Trabajo, se incorporó la normatividad para generar prácticas positivas en torno al trabajo flexible y al desarrollo de prácticas favorables para la incorporación de nuevos esquemas laborales. Es evidente que con la pandemia prolongada, las empresas necesitan las certezas normativas y operativas para la continuidad de negocio, pero las y los trabajadores requieren también esquemas que otorguen certidumbre y fortalezcan el compromiso organizacional.

Derribar los paradigmas del trabajo remoto es un gran desafío pues no sólo se requiere normatividad y procedimientos, la infraestructura tecnológica y digital que las organizaciones y sus miembros requieren para realmente llevar a cabo esquemas de trabajo flexible implica un esfuerzo organizacional adicional.

Ciertamente, la generación de NOMs para el bienestar organizacional es un gran paso en materia laboral en nuestro país y definitivamente ayuda a la construcción de entornos laborales cada vez más saludables y que logren contribuir positivamente al desarrollo integral de las y los trabajadores poniéndolos al centro, como personas. Logrando una verdadera resiliencia organizacional a partir del florecimiento humano.

Dejando de lado el romanticismo de los términos, la realidad es que las organizaciones necesitamos voltear a ver a la persona, para alcanzar el objetivo principal de la empresa, el desarrollo y el crecimiento. Las organizaciones positivas nos dejan una gran enseñanza: más exigencia, pero con más empatía.Denunciar esto

Like this article?

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Linkdin
Share on Pinterest
Arlene Ramírez Uresti

Arlene Ramírez Uresti

DEJE UN COMETARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONTACTAME:

×