Consultora y Capacitadora Internacional

Soy Arlene Ramírez Uresti

Business Mentor | Académica | Internacionalista | Emprendedora 

Desglobalización, la era del post capitalismo

Sabemos que los ciclos económicos son medidos principalmente en niveles de actividad económica de determinados períodos, normalmente de meses o años. No es muy complicado saber la fase del ciclo económico en que estamos, pero sí lo es saber cuándo va a terminar una fase y comenzar la siguiente.

La crisis económica que está viviendo el mundo entero no es una crisis más, como las que se han enfrentado en el pasado pues desvela el fin del capitalismo y la urgente necesidad de replantear los nuevos ejes de los sistemas y modelos económicos.

Desde una perspectiva global, el resultado de la emergencia sanitaria actual representa una amenaza para la estabilidad económica, social y política del mundo. La parálisis económica atribuida a la pandemia se percibe por el creciente desempleo, el aumento de la pobreza, la baja en el consumo y la inestabilidad del poder adquisitivo.

Pero en el cuadro geopolítico de hoy, hay factores determinantes a considerar, como lo son las fuerzas del capital financiero globalizado que impulsan el posicionamiento de una criptomoneda. Y aunque este proyecto implica el desplazamiento del dólar y consecuentemente el fin del orden financiero establecido en Bretton Woods (1944), los factores políticos en un año electoral para los Estados Unidos ponen en la mesa aspectos fundamentales e intereses comerciales enfatizados por la idea de que, las inercias con las que el mundo se ha movido en los últimos años requieren de manera urgente el planteamiento de una nueva forma de capitalismo.

La profundidad que ha alcanzado la crisis financiera global desde 2008, es manifestación del conflicto y enfrentamiento estructural entre las distintas fracciones del capital financiero transnacional, el continental-multinacional y el global-trasnacional, y paraliza la economía real, la de todos los días.

Si de algo no hay duda es que el impacto económico que ha dejado a su paso el COVID19 lo hemos sentido todos.

El tiempo de respuesta de cada gobierno, los recursos y las medidas tomadas para enfrentar las consecuencias económicas y financieras de esta histórica pandemia han sido fundamentales y determinantes para el manejo de las disparidades sociales y económicas.

La desglobalización y la diversificación comercial marcan el inicio de una nueva fase, la post capitalista; que se ha consolidado con la crisis del COVID-19, así como nació la economía capitalista después de la Gran Depresión de 1929.

El desempleo de los mas jóvenes está en sus niveles más altos a nivel global, incluso en Europa, donde a causa de la pandemia, en España y Grecia oscila en el 40%, por su parte en Portugal e Italia está alrededor del 30%. Mientras que en Países Bajos y Alemania está en torno al 10%.

En el marco de la actual emisión del Foro Económico Mundial (WEF) en Davos, Suiza, la necesidad de un nuevo Manifiesto de Davos plantea la redefinición del capitalismo, llamando a los stakeholders a desarrollar una reflexión entorno al “capitalismo que queremos”. Esta redefinición consiste en la vinculación ética de los modelos de producción, las prioridades de la agenda global y acciones de gobernanza corporativa que logren el desarrollo de modelos productivos sustentables y sostenibles.

El WEF ha centrado su agenda de esta emisión en la recuperación del mundo post COVID y en las acciones concretas para definir una nueva hoja de navegación que permita hacer frente a nuevas contingencias, incluidas aquellas generadas por el cambio climático y la nuevas migraciones.

Like this article?

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Linkdin
Share on Pinterest
Arlene Ramírez Uresti

Arlene Ramírez Uresti

DEJE UN COMETARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONTACTAME:

×