Consultora y Capacitadora Internacional

Soy Arlene Ramírez Uresti

Business Mentor | Académica | Internacionalista | Emprendedora 

Gestión del cambio y comunicación

En contextos tan disruptivos como los que vivimos ahora, los procesos de gestión del cambio deben se consolidan con esfuerzos alineados a un proyecto de gestión del cambio que ayude a coordinar y dar claridad al nuevo rumbo emprendido al interior de las organizaciones.

¿Te has preguntado cómo es que algunas organizaciones, a pesar de estas disrupciones logran implementar exitosamente procesos de gestión del cambio?

Empecemos por recordar que estos procesos tienen en su mayoría 4 etapas que debemos cuidar meticulosamente:

  1. Preparación: en esta etapa es fundamental realizar un diagnóstico preliminar del estado actual de la organización y el proyecto orientado a identificar elementos críticos para el diseño del plan de trabajo y de la estrategia general de cambio.
  2. Planeación: con base en la información que nos arroja el diagnóstico podemos iniciar a diseñar las estrategias de cambio en relación a cuatro ejes fundamentales del proceso: comunicación, capacitación y desarrollo organizacional.
  3. Ejecución: en esta fase debemos iniciar la operación de las actividades y estrategias definidas previamente, así como también debemos iniciar a monitorear el desarrollo de cada una de ellas.
  4. Evaluación: medir la efectividad de las acciones realizadas respecto al impacto en la gestión del cambio (no en la efectividad de los resultados del proyecto).

Para mover a la organización del “no sé”, “no puedo”, “no creo” y “no quiero” a la acción colectiva en favor del cambio, la estrategia de comunicación interna es determinante, por lo que se debe diseñar una estrategia que contemple las acciones encaminadas a fortalecer la filosofía organizacional en la cual un rol específico para gestionar el cambio se convierta en un actor clave.

La comunicación con empatía, asertiva y efectiva es el pilar de una estrategia exitosa y eficiente de gestión del cambio pues contribuye con un posicionamiento adecuado del proyecto entre el capital humano, brindando información correcta en el momento oportuno, a través de los medios adecuados, alineando los mensajes y manteniendo un solo mensaje y una sola interpretación del mismo.

Esto no sólo permitirá la alineación del mensaje, sino que ordenará otras formas de interacción y se asegurará que todas las audiencias sean incluidas y reciban información oportunamente y cada área de la organización proyecte la misma imagen, la misma visión y el mismo flujo de información.

Alineando los principios de las organizaciones positivas, los procesos de gestión del cambio deben tener un impacto positivo en el desarrollo de los procesos de gestión del cambio y deben promover el reconocimiento de los colaboradores respecto a acciones importantes, una creciente disposición al cambio y el desarrollo de un propósito de vida personal alineado al proceso de gestión del cambio. Los procesos de gestión del cambio exitosamente implementados, son aquellos en los que se incrementa el sentido de pertenencia y el compromiso de los colaboradores, al percibir el mismo nivel de involucramiento de todos los actores de la organización.

Lograr resultados positivos en implementaciones complejas requiere mas de comunicación que de procesos, no lo olvides.

Like this article?

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Linkdin
Share on Pinterest
Arlene Ramírez Uresti

Arlene Ramírez Uresti

DEJE UN COMETARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CONTACTAME:

×